China y el cambio climático

El primer plan chino contra el cambio climático evita compromisos concretos de reducción de CO2.

China presenta su proyecto dos días antes de la Cumbre del G8 que abordará el cambio climático.

china-flag

China, segundo contaminador del planeta por detrás de EE UU, ha presentado hoy su primer plan para luchar contra el cambio climático, que no fija compromisos concretos de reducción de las emisiones de CO2 aunque se compromete a controlarlas. El esperado plan de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, que recoge objetivos ya anunciados y delinea medidas para lograrlos, se ha presentado dos días antes de la Cumbre del G8 en Alemania, a la que asistirá el presidente Hu Jintao y que abordará el cambio climático como asunto principal.

"China no considera aceptable que se impongan a los países en desarrollo compromisos en reducción de emisiones, pero se fija la meta de reducir el consumo energético un 20% en 2010, lo que disminuirá su emisión de gases de efecto invernadero", ha dicho Ma Kai, presidente del máximo organismo planificador del país.

Ma ha reconocido que China desplazará a EE UU como principal emisor de CO2 del mundo (en 2008, según la Agencia Internacional de la Energía) aunque el nivel per cápita de emisiones seguirá siendo "sólo una quinta parte del estadounidense". Pekín, ha dicho, está comprometido con cambiar su actual modelo de crecimiento por uno más sostenible con mayor peso de las energías renovables, nuevas variedades de cosechas resistentes a la sequía y más superficies forestales.

En opinión de Ma, la propuesta de la UE para evitar que la temperatura global se eleve en más de dos grados respecto a 2000 y para ello reducir las emisiones de CO2 en un 50% en el horizonte de 2050 "es prueba de prueba esfuerzos pero la cifra carece de base científica y requiere más estudio". Y, sobre la última propuesta para luchar contra el cambio climático del presidente de EE UU, George W. Bush, Ma ha considerado que, aunque supone "un cambio positivo de actitud", debe ser complementaria al Protocolo de Kioto (no firmado por Washington) y la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (UNFCCC). "Además, debería incluir el principio de Kioto de responsabilidad compartida pero diferente entre los países en desarrollo y desarrollados".

La transferencia de tecnología

El responsable chino ha insistido en que China necesita "urgentemente" la transferencia de tecnología de los países desarrollados para combatir el cambio climático y adaptarse a él. "No hemos visto demasiada acción en la ayuda financiera y técnica a los países en desarrollo (como establece el Protocolo de Kioto). "Esperamos que los países industrializados cumplan sus obligaciones y den ese apoyo", ha afirmado, antes de advertir de que las compañías extranjeras que invierten en industrias de alto consumo energético en China son también responsables de las emisiones del país.

El nuevo plan chino apuntala la posición defendida por Pekín de que los países desarrollados y sus 200 años de industrialización son los principales causantes del calentamiento global, por lo que tienen la "responsabilidad básica" de reducir las emisiones. "La comunidad internacional debería respetar el derecho de los países en desarrollo a modernizarse e industrializarse", ha declarado Ma.

Según los últimos datos disponibles, China emitió en 2004 el equivalente a 6.100 millones de toneladas de CO2, el 75 por ciento procedentes de la combustión de energías fósiles, como el carbón y el petróleo.

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

Enlaces de Interés

 escudo-mecd        ceja cyd        seneca           cep v             logo intef     uned     pasen        logo agrega           aulav f p          averroes       cga ja